27/1/09

HÀBITO DE FUMAR

La caza del fumador se iniciará en Francia dentro de cinco meses: a partir del 1o de novembre de 1992,fumar será casi un delito en todos los lugares públicos y los aficionados al tabaco deberán replegarse hacia lugares reservados. El decreto de aplicación de la ley antitabaco, anunciado y retrasado reiteradamente, fue publicado este sábado en el Boletín Oficial.A partir del 1o de noviembre de 1992, no se podrá fumar en los "lugares destinados al uso colectivo, que acojan público oconstituyan lugares de trabajo", según el decreto firmado porun total de diecisiete ministros y secretarios de Estado. En restaurantes, empresas, transportes públicos,establecimientos de enseñanza, los fumadores arrinconados sólo podrán practicar su afición en los espacios que les serán"reservados expresamente". Además, no será obligatorio crear estos "fumaderos", que "pueden" ser instalados "salvo imposibilidad" y "a condición de garantizar la protección de los no fumadores".Todo aquel que viole esta ley podrá ser sancionado con multas que van de 300 a 600 francos (de 55 a 111 dólares), mientras que los empresarios y transportistas que creen espacios para los fumadores no adecuados a lo previsto por el decreto (ventilación, señalización) podrán ser multados con entre 1.200 y 3.000 francos (220 a 555 dólares).En las empresas, el tabaco será prohibido "en los lugares destinados al conjunto de los asalariados, como los locales deacogida y recepción, los destinados a la restauración colectiva, las salas de reunión y de formación".Los directivos serán libres para decidir qué espacio se reserva a los fumadores, si lo hay.La ley es especialmente estricta en lo referente a los transportes públicos: los trenes de cercanías parisienses(además del metro y los buses, donde ya estaba prohibidofumar), las estaciones, los pasillos del metro y los cochesbar de cualquier tren llevarán el cartel "prohibido fumar". Enlos trenes de largo recorrido, el máximo de plazas parafumadores será de un 30%. En los aviones, el tabaco, ya desterrado de las líneas interiores, sólo podrá ser consumido en los vuelos de más dedos horas de duración "a condición de que la disposición deplazas permita garantizar la protección de los no fumadores".El decreto no es muy preciso en lo que se refiere a los cafés,bares y restaurantes, estipulando solamente que "una organización de los lugares, eventualmente modificable, podrá ser prevista" para reservar espacios a los fumadores. El propietario tendrá la libertad de elegir la disposición. El ministro de Sanidad, Bernard Kouchner, descartó el jueves pasado que el decreto vaya a motivar a los fumadores adesenterrar el hacha de guerra: No es una "ley de guerra civil", sino que está destinada a "restablecer la convivencia y la cortesía entre fumadores y no fumadores".

----------------------------------------------------------------------------------------------

FUENTE DE INFORMACIÒN:


FECHA DE EMISIÒN: 30/Mayo/1992 00:00

SÌNTESIS:

Nos habla sobre el decreto de aplicaciòn de la ley antitabaco que se llevarà a cabo en Francia, los aficionados del tabaco deberan replegarse hacia otros lados ya que fumar en lugares pùblicas serà considerado casi un delito.

ANÀLISIS:

La regla de oro es no compartir el humo de su puro con quien no sepa apreciarlo
Es pudente que si fumamos sigamos unas normas para no afectar a los que estàn a su alrededor con la finalidad que su hàbito sea soportado adecuadamente:

  • Nunca fume en lugares donde donde no sea permitido (lugares pùblicos)
  • LLeve siempre sus tabacos, fòsforos o encendedor; no es apropiado solicitarlos a la persona que se encuentra a su alrededor.
  • No baile o salude con un cigarrillo en la mano
  • El humo que expira no lo arroje hacia los demas hàgalo con discreciòn y elegancia.
  • Fume con cuidado, no esparza la ceniza como si no le vieran; procure que los residuos del tabaco lleguen adecuadamente al cenicero.
  • Pregunte antes de encender un cigarrillo si està o no permitido fumar en ese lugar
  • Un hombre no debe nunca prender un cigarrillo sin antes preguntar a las damas presentes si el olor a cigarrillo o el humo las molesta o las ofende.
  • Un cigarrillo siempre debe apagarse completamente en el cenicero, no debe dejarse semiapagado, pues el humo suele ser muy molesto y desagradable para todos los presentes. En el caso de que no haya algùn cenicero a mano, debe solicitar uno a su anfitriona.
  • Tampoco es correcto entrar en un restaurante o cualquier casa con un cigarrillo encendido.
  • Nunca se fuma en la mesa hasta después del postre y la conducta más social es no fumar hasta el momento del café. Entonces se ofrecerán cigarrillos y puros.
  • El caballero debe prender el cigarrillo a la dama, el inferior al superior y el más joven al de más edad.
  • En una cena formal no es correcto prender el cigarrillo de la vela encendida de un candelabro sobre la mesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada